Qué es el Growth Hacking y por qué lo necesitas para tu negocio

El Growth Hacking es otra buzzword para añadir a la lista, pues se ha convertido en la palabra de moda en el ámbito del Marketing Digital y en concreto en el de las Startups.

Si analizamos el significado del término growth hacking podemos adivinar de qué se trata: growth significa crecimiento, viralidad y hacking, viene de hackear, cuya descripción es como programador que aporta soluciones creativas para solucionar problemas de la vida real.

¿Qué es Growth Hacking?  Definición de Growth Hacking

Growth Hacking es una disciplina que engloba procesos, programación y estrategias de marketing que se ha adaptado en startups para buscar la incrementación de forma rápida y notoria el volumen de usuarios, o ingresos, o impactos, de nuestra empresa, pero con el mínimo gasto y esfuerzo posibles, usando el mínimo de recursos por lo que las técnicas que se empleen deberán ser extremadamente creativas.

Pero surge un problema y es que la ética en ocasiones puede desaparecer, pues es muy fácil dejarse llevar e intentar conseguir más usuarios, aunque las estrategias no sean del todo lícitas.  Por lo tanto, el precio de conseguir usuarios no puede ser cualquiera, importante no sobrepasar esta línea y mantener un equilibrio entre lo que necesitamos y lo que debemos hacer para mantener sana la reputación de nuestro producto o servicio.

¿Cómo es un Growth Hacker?

En la actualidad no existe una certificación específica para el rol que cumplen los growth hackers, pero en la practica son personas con un perfil profesional que combina habilidades de mercadología y programador.

Un growth hacker debe tener capacidad para darle la vuelta a las ideas sobre cómo promocionar una marca y aportar nuevas formas de observar y participar en el mercado y después basarse en su ingenio para crecer con pocos recursos.

Cualidades comunes que deben tener los Growth Hacekers

Analítico

Un growth hacker es, sobre todo, muy analítico. Lo primero que hace un profesional de este tipo es analizar todo lo que está haciendo ahora el startup, calcula el valor de estas y que resultados se está obteniendo con ellas. 

Después se pregunta, por qué unas acciones funcionan mejor que otras para así poder potenciar esas fortalezas y exprimir al máximo esos canales por los que el startup consigue más descargas, usuarios, registros, etc.  Busca la métrica y el target clave para analizar el éxito y sabe cuando desechar algo o perseverarlo.

Creativo

Esta característica es clave para un Growth Hacker pues su principal intención es buscar fórmulas nuevas para hacer crecer, por tanto, si todo el mundo hace lo mismo, su capacidad de crecimiento estará limitada, por lo que es imprescindible la creatividad y la capacidad de inventar nuevas formulas y estrategias.

Curioso

Un growth hacker es también extremadamente curioso. Siempre está buscando nuevas técnicas para conseguir mejores resultados. Tiene un pensamiento lateral, que le llevan a investigarlo todo para nutrirse de nuevas ideas.

Multi-disciplinar

Se trata de una persona polifacética, con conocimientos en distintas áreas. No es un programador como tal, ni un un diseñador, tampoco es un comercial, pero sabe un poco de todo.

Mentalmente Ágil

El growth hacker quiere comprobar si sus ideas funcionan rápidamente. Lo analiza todo, pero no le gusta la parálisis y emplear demasiado tiempo en cada análisis, siente que entonces pierde agilidad en lanzar al mercado. Es decir; analiza, pero rápido.

¿En qué consiste la estrategia de Growth Hacking?

El growth hacking es efectivo, pero no es una solución mágica, de hecho, para obtener buenos resultados, es necesario llevara cabo el siguiente proceso:

  1. Investigar si tu producto encaja en el mercado. Este paso es fundamental para que una estrategia de promoción funcione. Por lo que el primer paso es invertir en el producto para hacerlo lo más competente posible.
  2. Equilibrio entre la relación de funcionalidad y la de marketing. De esta forma, el propio uso del producto se integra con la estrategia de promoción.
  3. Hacer viral el producto. El siguiente paso es escalar posiciones e intentar viralizar el producto, para que este circule de boca a oreja y lo empiece a conocer cada vez más gente.
  4. Fidelizar clientes. Para ello deberemos hacer una mejora de la oferta inicial. Cuando ya contamos con la primera tanda deusuarios, hay que buscar estrategias que les fidelicen a largo plazo y mejorar el atractivo del producto.
  5. Cuestionárselo todo.  Una vez terminado el proceso, el siguiente paso seria volver a empezar. Un buen growth hacker nunca se da por satisfecho, analiza los resultados, pregunta a los usuarios existentes y en general, se mantene alerta para evitar que la competencia le alcance.

Deja un comentario

Llamar 
Abrir chat